Hay malos espíritus y demonios que solo dejarán el cuerpo de las personas cuando estas mueran, ellos los llevarán a la muerte pero también será su propia destrucción. Dios decidirá si su alma se salva o no! Creo que después de muertos hay un lugar donde tienes la oportunidad de hacer algo para ganarte la salvación. La muerte no es el final para los que han creído en Jesús. Dios salva sus almas y sus cuerpos mueren, y para muchos la muerte llega antes de tiempo porque si se espera más tiempo también sus almas se perderán. Algunos mueren porque los necesitan en el cielo para seguir con sus tareas allá, en el cielo sí son amados, valorados y respetados. Hay personas que son tan valiosas para Dios como lo fue Enoc que Dios las quiere tener cerca y con él. Hay otros que todavía deben seguir en esta tierra para que las escrituras se cumplan. La vida y la muerte es un misterio