Hola hermanita hermosa, espero estés muy bien. Yo estoy bien, gracias a Dios. Sabes verdad que aunque los hermanos no se hablen a menudo siempre están ahí y aunque no se vean por mucho tiempo el amor no cambia, porque los une un lazo muy fuerte. Tú eres mi hermanita del alma, mi amiga y confidente. Le doy muchas gracias a Dios por ti, porque él te usó para que yo aprendiera mucho. No me queda más que darte las gracias, gracias, muchas gracias por todo, mi vida, gracias por ser como eres conmigo, gracias porque todo ha sido para mi bien, infinitas gracias de verdad. Que Dios te premie grandemente y te ayude en todo, que te de todo lo que te haga falta, que guie tu camino y que jamás se aparte de ti. Tú vales oro, mi vida. Dios te de paz y alegría, hermanita hermosa de mi alma. Te quiero con todo mi corazón. Cuídate mucho! Pienso en ti y estás en mis oraciones. Un abrazo muy fuerte :* Bendiciones para ti y tu familia, mi vida! Abrazo y beso :* muak Cuídate mucho!!!