Soñé que mi cama estaba llena de hojas de papel con escritos míos, habían lápices, bolígrafos, marcadores... muchas hojas con escritos regadas en mi cama. Yo te mostraba todo lo que escribía y tú me ayudabas a entender el significado de lo que escribía. Después busqué mi diario personal, porque quería que lo vieras y leyeras lo que escribo, sentí que te tenía mucha confianza, porque a nadie se lo permito ver, en eso mi mamá llegó y tú escondiste el diario, porque ella tampoco lo podía leer. Más que un diario son cartas que le escribo a mi Padre. Te vi un poco mas recatada, yo hablaba más que tú y estaba emocionada mostrándote todo, pero tú solo me veías y cuando me hablabas lo hacías delicadamente. Creo que volveremos a recuperar la confianza y seremos muy buenas amigas, así como empezamos terminamos, siendo amigas y confidentes