Todos los que pasaban por el camino batieron sus manos sobre mí; Silbaron, y movieron despectivamente sus cabezas sobre mí, diciendo: ¿Es esta la que decían de perfecta hermosura, el gozo de toda la tierra? Todos mis enemigos abrieron contra mí su boca; se burlaron y crujieron sus dientes; dijeron: Devorémosla; Ciertamente este es el día que esperábamos; lo hemos hallado, lo hemos visto.