Van a pasar cosas feas en iglesias, tragedias y muertes. Dios empieza juzgando y probando a su propio pueblo, a los que tienen un corazón recto delante de él y a los que no. Dirigentes de iglesias (por no llamarlos pastores, porque pastor sólo hay uno, muy grande les queda esa palabra. Dicen ser pastores pero no lo son y Dios les pedirá cuenta. Como hay algunos que han hecho bien su trabajo. Pero sólo hay un Pastor, Jesucristo) verán morir a lo que más aman en la vida y por lo que darían sus vidas, sus hijos. ¿Por qué Dios quiere probar el corazón del hombre quitándole lo que ellos más aman?